El principal recurso energético de la Unión Europea

La eficiencia energética como principal recurso energético de la Unión Europea

La Eficiencia Energética (EE) ha sido ampliamente aceptada como el principal recurso energético de la Unión Europea por su competitividad, efectividad de costo y amplia disponibilidad. Sin embargo, actualmente no existe inversión suficiente del sector público y privado que promueva la eficiencia energética; si esta tendencia continúa, los estados miembros de la UE corren el riesgo de incumplir sus objetivos de EE a mediano (2020) y largo plazo. Se considera que las barreras financieras  son el principal obstáculo que prevé el desarrollo del potencial de los proyectos de EE.

Esto es particularmente cierto para el sector terciario (hospitalidad, turismo, salud, servicios, etc.), el cual suele presentar un alto potencial de EE. Desafortunadamente, las limitaciones presupuestarias, en combinación con el actual estancamiento económico, bloquean las capacidades de las medidas de eficiencia energética. Por lo tanto, el sector terciario en Europa es un buen ejemplo que denota la necesidad de inversión: aunque el consumo energético en el sector ha disminuido de manera global desde el 2003, se ha verificado en los países del Sur de Europa un incremento del consumo de electricidad, en paralelo a un aumento de las tarifas de electricidad.

Adicionalmente, los Contratos de Rendimiento Energético (EPC) son poco utilizados en el sector terciario de los países del Sur de Europa debido a que existen varias barreras para su desarrollo:

  • Difícil acceso a financiación, para proveedores EPC debido a la falta de confianza de los inversores;
  • Demanda escasa, debido al insuficiente conocimiento del modelo de negocio EPC y la escasez de proyectos emblema
  • Falta de certificación y mecanismos financieros;
  • Soporte insuficiente, de las regulaciones y políticas nacionales.